México DF.- La intérprete canadiense Amanda Martínez,  hizo un canto a la alegría hoy en su primer concierto de presentación en México del disco “Mañana”, el tercero de su carrera.

En la capital del país, Martínez y su grupo compuesto por cubanos y mexicanosrecorrieron durante poco más de una hora la obra de la cantante, que será una especie de embajadora cultural de los Juegos Panamericanos de Toronto, previstos para el mes de julio.

“Esperanza viva”, el tercer número del disco, dio inicio a la velada; Martínez utilizó esa canción para hacer ‘click’ con los asistentes y continuó con “Alcoba Azul”, una pieza complementada por el toque fino de la violinista cubana Amanda Medina.

Entre canciones, la cantante y compositora explicó el origen de sus obras y habló del disco, un llamado al optimismo y al deseo de vivir que tiene mucho de los ejemplos de superación del padre de la artista, quien a mitad del siglo pasado viajó en bicicleta desde Pachuca, centro de México, hasta Toronto.

Con buen sentido del humor y autenticidad en el escenario, estableció una gran empatía con el público hasta que al cumplirse una hora de actuación bajó del escenario y sacó a bailar uno por uno a los presentes.

La embajadora de Canadá en México, terminó bailando con Gustavo Martínez, y de inmediato fueron imitados por parejas que dieron la impresión de que habían estado en espera del primer pretexto para mostrar su entusiasmo.

El grupo combinó propuestas caribeñas con ritmos de México y causó muy buena impresión por la frescura de las propuesta y la elevada calidad de los músicos.

Amanda Martínez se presentará mañana en Tepoztlán y el domingo regresará a la capital mexicana para dar un concierto en el centro Histórico de la Ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí