Santo Domingo.- 21 instituciones intervinieron en las comunidades de Las Cañitas y Gualey, con el objetivo de evitar la propagación de la malaria, después de registrarse varios casos de la enfermedad en estas barriadas.

Los equipos están procediendo al saneamiento de las riberas de los ríos Ozama e Isabela, las cañadas de Villa Eloísa, en Las Cañitas y en San Luis en Gualey.

Las actuaciones suponen la fumigación, el drenaje de las cañadas, la recogida de residuos sólidos, la reparación de tuberías que presentan fugas, así como la recuperación de espacios públicos de estas zonas, entre otras medidas.

El problema de las cañadas no tiene solución porque, una vez limpias, solo transcurren unos días hasta que vuelven a estar llenas de basura y habrá que valorar la posibilidad de taparlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí