Los Ángeles CA.-EL actor Liam Neeson descubrió el héroe de acción y asegura que siempre ha sido “un actor muy físico”. sigue explotándolo en filmes como “Run All Night”.

Quienes aún lo tengan en la retina como el líder revolucionario irlandés Michael Collins o el Oskar Schindler de la película de Spielberg puede costarles asimilar esta transformación.

“Siendo un chaval me dediqué al boxeo actividad que le dejó una nariz rota para el recuerdo y siempre he sido un actor muy físico”, afirma. “La acción es muy divertida, me lo paso bien y me da la oportunidad de trabajar con mi especialista, Marc Vanselow, hemos hecho ya 17 películas juntos”.

“Y también con Jaume, llevamos tres ya. Me gusta repetir con la misma gente, construyes relaciones de verdadera confianza”.

Collet-Serra lo dirigió por primera vez en “Unknown” (2011) y repitió el año pasado con “Non Stop”, ambas cintas de acción, la primera con más dosis de misterio Neeson interpreta a un hombre que despierta de un coma y no recuerda quién es, y la segunda más acción, con una bomba a punto de estallar en un avión.

“Me he especializado en películas de acción con base dramática, no muy caras y que funcionen en taquilla”, dice ya más en serio. “Es un tipo de proyecto que los estudios hacen cada vez menos y que se levantan más con coproducciones internacionales, pero me siento muy cómodo en ellos”.

En “Run All Night”, recién estrenada en Estados Unidos, Neeson interpreta a Jimmy Conlon, un veterano asesino a sueldo que ha trabajado toda su vida para un mafioso local (Ed Harris), con quien mantiene una relación de lealtad absoluta.

Las cosas se tuercen cuando su hijo Mike (Joel Kinnaman) se ve implicado en el asesinato del hijo del mafioso y Jimmy, que desde hace años se mantenía alejado de él, dispone sólo de una noche para salvarlo de la muerte segura.

“Mi personaje abandona a su hijo para no influir en él, no quiere contagiarlo moralmente por su profesión, que básicamente consiste en matar gente por encargo”.

“Pero a lo largo del filme se da cuenta de lo que se ha perdido y busca un tipo de redención”, añade el actor, que define esta película como una especie de western urbano.

Neeson con su mirada potente, su voz cavernosa y su altura, como en una de las primeras secuencias del filme, o sentado frente a frente con Ed Harris jugándose su última carta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí