Santo Domingo, (EFE).- El procurador general, Francisco Domínguez Brito, confió y reiteró hoy su posición de que en el caso del exsacerdote Wojciech Gil, las autoridades polacas obtendrán una condena acorde a los delitos cometidos.

Sobre Wojciech Gil, de 37 años, pesan diez cargos, ocho por abuso a menores y otros dos por posesión de pornografía infantil y tenencia ilegal de armas (una pistola y munición), lo que podría costarle hasta 15 años de cárcel si no se tiene en cuenta la aceptación voluntaria de condena planteada hoy.

Wojciech Gil fue arrestado en Polonia en febrero de 2014, y ante la ausencia de tratado de extradición con la República Dominicana el proceso se celebra ante la Justicia polaca.

El proceso contra el sacerdote arrancó hoy a puerta cerrada en Wolomin (Varsovia), y la próxima vista tendrá lugar el 25 de marzo.

El sacerdote polaco pidió ante el tribunal que le juzga ser castigado con una pena de siete años de prisión, una condena menor a la máxima contemplada por la Justicia polaca, que podría alcanzar los 15 años.

El Procurador general señaló hoy que “más que una declaración de culpabilidad que busque un acuerdo con las autoridades del Ministerio Público de esa nación, como estrategia de defensa de cara a obtener una conducta menor, yo confío que las autoridades polacas seguirán redoblando los esfuerzos hasta obtener una sanción justa, acorde a los hechos que se le imputan”.

A su vez, Domínguez Brito reiteró su conformidad con las labores realizadas por las autoridades de la Procuraduría General de Polonia, a través de la Fiscalía de Varsovia, por lo que dijo entender que en este caso va a prevalecer la justicia sobre la impunidad.

La Procuraduría Regional de Varsovia presentó acusación en contra de Gil por presuntamente atentar contra la libertad sexual de menores de edad residentes en la comunidad de Juncalito, provincia Santiago (norte).

Si la oficina fiscal aceptase la propuesta de los abogados de Gil, el juicio podría concluir en los próximos días con una sentencia de condena de siete años.

Otro religioso polaco, el exnuncio en República Dominicana, Jozef Wesolowski, fue detenido el pasado año y apartado del sacerdocio después de ser acusado de abuso a menores. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí