Francia.-La policía descubrió cadáveres de 5 recién nacidos en  Louchats, un pequeño pueblo el sur del país, en lo que parece ser el peor caso de infanticidio en territorio en los últimos años.

Los cadáveres fueron encontrados en una nevera, luego de que el aparente padre de los pequeños encontrara una bolsa con uno de los recién nacidos en su casa ayer.

El hombre, de 40 años y actualmente bajo custodia de las autoridades, le dijo a la policía que no sabía que su mujer había estado embarazada. La mujer, de 35, fue hospitalizada y se le están practicando controles médicos y psiquiátricos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí