Luanda-Angola.-Las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales han dejado 62 muertos, 35 de ellos niños, en la ciudad de Lobito.
La agencia estatal de noticias cita autoridades locales que informan que las aguas alcanzan los tres metros de profundidad en algunas áreas.
Los equipos de rescate siguen trabajando entre las viviendas destruidas en búsqueda de desparecidos.
El presidente de Angola, Jose Eduardo Santos, ordenó a las autoridades locales socorrer a las víctimas.
Desde enero, gran parte del país se ha visto afectado por las fuertes lluvias.
En la capital, Luanda, esta semana las lluvias destruyeron 137 viviendas y una persona murió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí