Santo Domingo.- La Procuraduría General y la Policía Nacional destruyeron 350 equipos de música que fueron decomisados en el Gran Santo Domingo por el alto volumen que producían.

Los aparatos fueron ocupados en vehículos, colmados, cafeterías y billares por miembros de la Procuraduría Especializada de Medio Ambiente y Recursos Naturales y del Departamento de Antiruidos de la Policía Nacional.

El acto, al que asistieron el procurador general, Francisco Domínguez Brito; y el jefe de la Policía, Manuel Castro Castillo, se realizó al frente de uno de los almacenes de inmuebles incautados de la Procuraduría en Villa Juana, Distrito Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí