Santo Domingo.- La vicepresidenta Margarita Cedeño  llamó hoy desde El Salvador a los gobiernos latinoamericanos, a diseñar proyectos tendentes a combatir la exclusión social a la que, aseguró, son sometidas millones de mujeres de la región.

Advirtió que la carencia de oportunidades de formación, empleo, espacio político y social son retos que enfrenta la mujer latina; por lo que calificó de urgente el diseño de políticas que vayan en beneficio de la realidad familiar, prevención de embarazos en adolescentes y la falta de empoderamiento de los derechos de la mujer.

En una información enviada por su equipo de comunicación, Cedeño dijo que la exclusión a la que las sociedades condenan a las mujeres constituye la mayor injusticia social que se comete en el siglo XXI.

“Para que termine, nosotras las mujeres, tenemos que educarnos, capacitarnos, adquirir conocimientos y empoderarnos de los derechos que tenemos, para que podamos emprender, por nosotras mismas, el camino de progreso que tanto hemos soñado”.

En ese sentido, aseguró que el reto más importante que enfrentan los países hermanos es que la mitad de las sociedades, compuestas por hombres, se niegan a entender que las mujeres tienen la misma capacidad y deseo de trabajar y aportar a sus hogares y comunidades.

Cedeño de Fernández hizo el señalamiento al participar este jueves como madrina de 3.300 mujeres que se graduaron de diferentes cursos técnicos, patrocinados por el proyecto Ciudad Mujer, que dirige la secretaria de Inclusión Social salvadoreña, Vanda Pignato, en un acto encabezado por el vicepresidente del país, Óscar Ortiz, en la comunidad rural de San Miguel.

Dijo que hombre y mujer deben ir de la mano en la construcción de un “nuevo mundo de felicidad y de paz”, al considerar que es una necesidad de los países de la región. Asimismo afirmó que un pilar esencial para combatir la desigualdad lo constituye el desarrollo de la mujer.

“Les invito a que sean bujía inspiradora para que todas las mujeres del país, y del continente, tomen conciencia de lo que valen, para que rompan las cadenas que les impiden respirar la libertad que otorga el saberse capaces de forjar su propio camino”, exhortó la funcionaria a las graduandas.

De su lado, Pignato resaltó que la colaboración entre República Dominicana y El Salvador es muy productiva, y constituye un ejemplo de trabajo para la mujer latinoamericana.

Al finalizar el acto, Cedeño de Fernández, Pignato y Ortiz recorrieron las instalaciones de Ciudad Mujer en compañía de los embajadores de la Unión Europea, Jaume Segura; el dominicano en El Salvador, José Miguel Castillo Betances; el de Taiwán, Andrea Sing Ying Lee; y funcionarios gubernamentales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí