WASHINGTON DC.-Autoridades del Gobierno investigan a 2 agentes del Servicio Secreto que el pasado 4 de marzo estrellaron su carro contra las vallas instaladas delante de la Casa Blanca.

El suceso ocurrió a altas horas de la madrugada, después de que los agentes hubieran estado en una fiesta y llegaron borrachos como perros.

Los agentes que presenciaron el incidente quisieron arrestarlos y someterles a una prueba de alcoholemia, pero un superior insistió en que les dejara marcharse.

El director del Servicio Secreto, Joseph Clancy, decidió este lunes que debía investigarse lo ocurrido para depurar responsabilidades.

Una serie de escándalos acontecidos en los últimos meses ha contribuido a que la reputación del Servicio Secreto, que tiene entre sus misiones la protección del presidente del Gobierno se haya visto dañada. Uno de los más sonados fue el protagonizado por doce de sus agentes, que llevaron prostitutas a sus habitaciones de hotel antes de la visita del presidente Obama a Cartagena de Indias (Colombia) para la Cumbre de las Américas de 2012.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí