Santo Domingo.- La Defensora del Pueblo, Zoila Martínez, condenó hoy el aumento en el precio del pan, como fue anunciado por la Unión de Medianos y Pequeños Industriales de la Harina (Umphi), así como de los víveres que forman parte de la canasta familiar.

De acuerdo a la funcionaria, no hay “justificación alguna” para que los panaderos pretendan elevar de 5 a 7 pesos el precio de la unidad del producto, de consumo masivo en la población.

Según la Defensora del Pueblo, el alza en tan “indispensables alimentos”, no encuentra el respaldo, ni explicación para que la población lo entienda y asuma el costo del mismo, más que el de beneficiar a los empresarios del comercio de ambos productos.

En nota de prensa enviada a los medios, Martínez Guante dijo que el alza anunciada por los panaderos afecta el presupuesto de las familias dominicanas, por lo que formuló un llamado al Gobierno para que evite el deterioro de los más necesitados.

Los industriales de la harina anunciaron la semana pasada el aumento en el precio del pan, bajo el alegato de los altos costos de producción que deben afrontar.

Sin embargo, Umphi y sus afiliados están a la espera de “algún tipo de arreglo” con las autoridades, porque el aumento en realidad no se ha hecho efectivo, tal y como lo atestiguan varias informaciones al respecto.

Los panaderos exigen, concretamente, que el Gobierno les mantenga la excepción en el pago de impuestos para evitar aplicar el aumento, que ha sido rechazado por prácticamente todas las organizaciones sociales y comunitarias ligadas a los consumidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí