Washington DC.-Las acusaciones de corrupción que pesan en contra del Senador republicano de origen cubano, Bob Menéndez, tomaron fuerzas con las reseñas de diversos medios de comunicación.

The New York Times anticipó el pasado viernes que las denuncias se basarán en el uso de su escaño y oficina legislativa para beneficiar a su amigo el oftalmólogo Salomón Mengel, quien es su amigo personal y uno de los financiadores de sus campañas.

El Negociado del FBI e investigadores de la sección de Integridad Pública del Departamento de Justicia, monitorean las acusaciones en contra de Menéndez, a pesar de los alegatos de que se trata de una campaña de desprestigio en su contra.

Por su parte, CBS New York publicó que las investigaciones se están enfocando en una serie de viajes del senador a la República Dominicana en 2010, como invitado de Melgen.

Más adelante medios aseguran que el senador negó estar involucrado en una situación delictiva. Menéndez dijo a AP que siempre “se ha comportado de acuerdo con la ley” y aseguró que Melgen ha sido un “amigo verdadero” por décadas.

En el año 2013, Menéndez devolvió al oftalmólogo $58,000 por concepto de los viajes, y se disculpó por no haber informado esto apropiadamente.

Los investigadores tampoco han determinado que el senador cometiera ninguna negligencia en sus contactos con dos exbanqueros ecuatorianos requeridos por la Justicia de Ecuador, los hermanos William y Roberto Isaías, que realizaron donaciones para su campaña electoral en 2012.

El año pasado Menéndez recibió fuertes críticas por parte del gobierno cubano y entre estas se alegó que tres prostitutas provenientes de la República Dominicana habían sostenido relaciones sexuales con el congresista en un hotel del Caribe. Pero, previo a un presunto acuerdo en el 2013 las mujeres retractaron su historia en el 2013.

A fines de 2014, el equipo legal de Menéndez reportó que el gobernador había gastado unos u$s258.000 en su defensa. El gabinete de Menéndez recientemente declaró haber recibido 308 mil dólares en donaciones al Servicio de Impuestos Internos.

Esto ocurrió luego de que el senador anunciara haber recibido una suma de 400 mil dólares en donativos. Aunque el senador no había recibido cargos por ningún crimen, estaba bajo la lupa de la Justicia por las continuas acusaciones de corrupción.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí