SD. El Parlamento Centroamericano, PARLACEN, expresó su solidaridad con el pueblo y gobierno dominicano, ante “la injustificable e insólita agresión” de que fueron objeto, tanto la Embajada como el Consulado de la República Dominicana en Haití, quemando la bandera dominicana y acusando a República Dominicana de racista.

El Pleno del organismo regional expresó mediante una resolución que “las autoridades del gobierno haitiano están en la obligación de garantizar la seguridad física y el respeto a las representaciones de otros Estados”.

El Parlacen también hizo un llamado a la Organización de Estados Americanos, OEA; a las Naciones Unidas, ONU; y a otros organismos internacionales para que reafirmen la obligatoriedad de todos los países civilizados en el cumplimiento de preservar vidas, bienes y dignidades de las legaciones diplomáticas y consulares.

“Expresamos que cualquier agresión contra un país que integra el PARLACEN es considerada una agresión en contra de la totalidad de los miembros que integran este órgano político del Sistema Integración Centroamericana”, señala el documento oficial.

La propuesta de resolución aprobada hoy a unanimidad por el pleno que ha estado sesionando en la sede en Guatemala, fue hecha por el exvicepresidente de Guatemala y diputado por el PARLACEN, Rafael Espada y secundada por los diputados dominicanos Manolo Pichardo y Tony Raful, expresidente y exvicepresidente, respectivamente del organismo .

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí