Santo Domingo. El tránsito terrestre en la República Dominicana ha llegado a ser la travesía más peligrosa que nos ofrece la cotidianidad; superando las muertes de hechos criminales, los accidentes de tránsito arrebatan más de 4,000 vidas al año según las cifras otorgadas por el Banco Interamericano de Desarrollo – BID.

Por nuestra experiencia de lucha, podemos evidenciar que nada tiene mayor fuerza e influencia que los movimientos sociales; estos encabezados por organizaciones de la sociedad civil organizada en las distintas ONGs que con sensatez y unidas en Coalición logran representar el sentimiento público, generando significativas movilizaciones, exponiendo públicamente las problemáticas y soluciones viables, obteniendo el respaldo ciudadano que forza la voluntad política a buscar soluciones definitivas.

Nos presentamos dispuestos a ser parte y dedicar los esfuerzos necesarios para la formación de una Coalición Ciudadana comprometida a enfrentar las problemáticas del tránsito terrestre que por décadas han sido dirigidas basadas en el caos, el clientelismo político, la ilegalidad y el uso de mecanismos violentos;

Para que esta Coalición sea efectiva debe ser abierta, inclusiva, democrática y participativa; donde se garantice el respeto de todos y todas y juntos podamos buscar las soluciones que formalicen las garantías laborales, los derechos adquiridos, el respeto al libre comercio, la accesibilidad para las personas con discapacidad, pero sobre todo las garantías de seguridad que generen un traslado seguro.

El libre tránsito es un Derecho Fundamental y la responsabilidad de la viabilidad del mismo es indelegable del Estado, históricamente nuestros gobernantes han sido irresponsables, negligentes y hasta cómplices del caos y la inseguridad que caracteriza el circular por nuestras calles y avenidas; no pretendemos suplantar dicha responsabilidad sino generar un Pacto Social que encamine al Estado a brindarnos a todos y a todas las garantías viales a tráves de una agenda programática que solucione las problemáticas a mediano plazo y a su vez, generar la conciencia ciudadana suficiente para que los dominicanos y dominicanas respetemos las leyes de tránsito y seamos copartícipes y propulsores del cambio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí