Santo Domingo.- Eduardo Galeano, considerado como uno de los escritores más destacados de la literatura latinoamericana, agradeció el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña que le fuera otorgado por República Dominicana en el 2014.

En una misiva dirigida al ministro de Cultura de República Dominicana, José Antonio Rodríguez, el escritor uruguayo manifestó la gratitud que le ha producido haber recibido el galardón.

Durante la pasada XVII Feria Internacional del Libro, el Ministerio de Cultura hizo la asegunda entrega del Pedro Henríquez Ureña, el cual fue compartido por Galeano y el renombrado poeta nicaragüense Ernesto Cardenal. Galeano no pudo viajar a recibir su homenaje por problemas de salud.

“Estimado ministro, quiero expresar mi gratitud por el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña, que lamentablemente no pude recibir en mano por razones de salud que me impidieron viajar, pero que me emociona profundamente porque lleva el nombre de alguien que me acompañó desde mis primeros pasos en el periodismo y la literatura, y porque proviene de un país entrañable para mí, por lo mucho que he recibido de mis compañeros de viaje en los caminos donde me fui formando como escritor”, expresó Galeano.

Galeano, también periodista y ganador del premio Stig Dagerman, tiene entre sus producciones más conocidas “Memoria del fuego (1986)” y “Las venas abiertas de América Latina (1971)”, las cuales han sido traducidas a veinte idiomas. Sus trabajos trascienden a géneros ortodoxos y combinan documental, ficción, periodismo, análisis político e historia.

Comenzó su carrera periodística a inicios de 1960, como editor del semanario Marcha, que tuvo como colaboradores a Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Manuel Maldonado y los hermanos Denis y Roberto Fernández Retamar. También, editó durante dos años el diario Época.

En el golpe de Estado del 27 de junio de 1973, Galeano fue encarcelado y obligado a dejar Uruguay. Su libro “Las venas abiertas de América Latina” fue censurado por las dictaduras militares de Uruguay, Argentina y Chile. Se fue a vivir a Argentina, donde fundó el magacín cultural Crisis.

Durante su trayectoria ha recibido los reconocimientos como: Doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana (2001), Doctorado Honoris Causa de la Universidad de El Salvador (2005), Doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana, México (2007), Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina (2008), Profesorado Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires (2009) y el Premio Stig Dagerman (2010).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí