Santiago,  (EFE).- El tránsito por la carretera que une a la provincia de Santiago con el noroeste y la zona fronteriza fue interrumpido hoy con neumáticos incendiados y escombros que lanzaron manifestantes en el municipio de Navarrete en reclamo de un conjunto de obras y mejoría de servicios públicos.

No obstante, la Policía, que ha ocupado las calles de Navarrete, retiró los desperdicios y las llantas que ardían en las calles.

Las manifestaciones forman parte de un paro de 48 horas convocado por organizaciones comunitarias y populares en reclamo de arreglo de calles, construcción de centros educativos, cese de los apagones, agua potable y otras demandas.

También en San Francisco de Macorís las actividades están paralizadas, luego de que el Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) convocara un paro exigiendo la renuncia del alcalde, Félix Rodríguez, y en reclamo de construcción de centros de salud. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí