Roma-Italia.-La Corte de Casación ordenó que el banquero Italiano Henrique Pizzolato, debe ser extraditado a Brasil para enfrentar la condena de 12 años de prisión que pesa en su contra.

Pizzolato, tiene doble nacionalidad de Brasil e italiana, y fue sentenciado en el 2012 por corrupción y lavado de dinero.

Desde ese momento escapó a Italia, donde fue apresado en febrero del 2014 por portar un pasaporte falso, lo cual dio inicio a una querella legal que pretendía evitar su regreso a Brasil.
Medios brasileños anunciaron que Interpol había girado orden de arresto contra el banquero y la decisión de la corte es vista como una victoria de la justicia.
El ministro de Justicia italiano tiene 20 días para actuar conforme a la decisión de la corte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí