Alemania.-La Berlinale vivió sin expectación y sin mayor escándalo, el estreno de “50 sombras de Grey”, un cóctel de romanticismo y algo de sexo.

La cinta se promociona desde hace meses prácticamente sola en las redes sociales y la Berlinale, que la incluyó en su sección especial, fuera de competición, ni programó una rueda de prensa con sus protagonistas, Jamie Dornan y Dakota Johnson, presentes en la capital alemana para desfilar por la alfombra roja.

Como antes de su proyección, los periodistas acreditados para la cobertura del festival mostraron divididas opiniones ante una película considerada por unos un clásico filme romántico de la factoría Hollywood y por otros una película erótica apta para la mayoría de los públicos.

A muchos les sorprendió escenas de sexo y la suavidad de muchas de las imágenes, que, dado los ríos de tinta gastados en torno al filme, se esperaban tal vez más ásperas.

La directora Sam Taylor ha optado por contar de forma más o menos clásica una historia de deseo y amor complicado por el abismo que separa a sus protagonistas.

No obstante, con más palabras que imágenes en una película de dos horas en la que la primera escena de sexo llega pasados los 40 minutos.

A una semana de su estreno en el mercado internacional acumulaba 2,75 millones.

Dakota Johnson, hija de Don Johnson y Melanie Griffith, asume con 25 años y sin complejos el papel de Anastasia Steele, la ingenua estudiante que se ve arrastrada por el atractivo, joven y oscuro millonario Christian Grey, interpretado por el norirlandés Jamie Dornan.

El ex-modelo, que exhibe en la gran pantalla el cuerpo que le hizo ser imagen de conocidas marcas como Calvin Klein, sin ningún desnudo integral..

Finalmente y con evidente intención se escogió la semana de San Valentín.

La expectación en el Festival Internacional de Cine de Berlín era tal que la organización tuvo que anunciar un pase extra para la prensa ante la avalancha de periodistas que se sumaron al único previsto, olvidándose hoy por dos horas de las películas que compiten por los osos que se entregarán el sábado.

Desde primeras horas de la mañana y con Dornan como principal objetivo, fans de la saga se apostaron ante la alfombra roja extendida ante el Zoo Palast de Berlín, un aperitivo de la expectación ante una película que, guste o no, está llamada a ser uno de los estrenos estrella de la temporada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí