Redacción Internacional.-El ex-jefe de espías de Corea del Sur ha sido condenado a 3 años de cárcel por tratar de influir en los resultados de las elecciones presidenciales de 2012.

Won Sei-hoon, jefe del Servicio Nacional de Inteligencia hasta 2013, fue declarado culpable de participar ilegalmente en actos políticos.
Won Sei-hoon fue condenado por dirigir a los agentes de inteligencia para llevar a cabo una campaña de calumnias por Internet contra los rivales del actual presidente, Park Guen-hye.
Las leyes surcoreanas establecen que los agentes de inteligencia deben ser neutrales políticamente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí