Santo Domingo. La ITF afirma que la seguridad del espacio aéreo del país está en peligro debido a los constantes ataques del gobierno hacia la Asociación Dominicana de Controladores de Tránsito Aéreo (ADCA).

El secretario de aviación civil de la ITF, Gabriel Mocho Rodríguez, explicó: “Parece que el gobierno de la República Dominicana está totalmente obcecado en destrozar a la ADCA y silenciar sus advertencias sobre un deterioro en la seguridad”.

Continuó diciendo: “El tipo de incidentes sobre los que la ADCA ha advertido a las autoridades incluyen: un fallo total de las comunicaciones en Punta Cana, donde los controladores tiene que coordinar a través del teléfono móvil; sistemas de ayuda a la navegación inservibles en el Aeropuerto Internacional La Isabela, lo que obliga a los pilotos a completar todas las aproximaciones visualmente; mal funcionamiento del equipo de medición de distancias en el Aeropuerto Presidente Juan Bosch de El Catey; y el Aeropuerto Internacional Gregorio Luperón de Puerto Plata, lleva más de un año funcionando con una sola radio de emergencia y sufriendo frecuentemente interrupciones en sus comunicaciones”.

La ITF informa también de que la ADCA ha hecho sus mejores esfuerzos para que las autoridades aborden estos y otros problemas de seguridad. La respuesta fue y sigue siendo las suspensiones y consiguientes despidos, la degradación y las represalias contra los controladores. Esto incluye el arresto de varios miembros que protestaban pacíficamente en tres ocasiones en las últimas dos semanas y de tres de sus dirigentes el año pasado. La ADCA ha comunicado a la oficina del director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil su preocupación por los problemas relativos a la seguridad del sistema de control de tráfico aéreo del país en numerosas ocasiones, pero no ha recibido ninguna respuesta.

El secretario regional de ITF Américas, Antonio Rodríguez Fritz, viajará al país mañana sábado, 7 de febrero, para apoyar a los controladores aéreos y reiterar el mensaje que ya ha transmitido al gobierno verbalmente y por carta, advirtiéndole de que tendrá que vivir con las consecuencias si se produjera algún accidente por su falta de respuesta.

Comentó: “Este comportamiento no solo es enormemente preocupante, sino que cada vez empeora. En el control del tráfico aéreo no se puede sacrificar la seguridad, es la regla de oro, pero en la República Dominicana se está haciendo”.

“Estos ataques hacia la ADCA y sus miembros deben acabar y ser reemplazados por el diálogo social, que es clave para restablecer la seguridad, el orden y unos servicios de tráfico aéreo eficaces”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí