Santo Domingo- El colectivo Nueva Democracia reclamó hoy la reanudación de las discusiones acerca del reajuste salarial, “orientadas a una mejora en la calidad de vida de quienes devengan el salario mínimo”.

La organización denunció en un comunicado que “el salario mínimo solo puede calificarse de irrisorio. No solo somos el país con el monto más bajo de la región, sino que el salario real en el país ha tenido un crecimiento negativo.”

“Frente a esta realidad, es una irresponsabilidad del Gobierno central limitarse a ser un agente conciliador y mantener una actitud pasiva ante un tema neurálgico para el pueblo dominicano”, opinan en la nota.

El rango de salarios mínimos, de entre 6,800 y 11,292 pesos, “no le gana la carrera al costo de la canasta familiar, que a nivel nacional es de 27,645.4 pesos, mientras que la del nivel más bajo de ingresos es de 12,545.3 pesos, explican.

Asimismo, señalan que los alimentos y bebidas no alcohólicas tuvieron una tasa de inflación ascendente de un 7.05%, lo que supuso que las personas “con peores ingresos, tuvieran las tasas más altas de inflación al cierre del 2014, pues los hogares más pobres dedican mayor proporción de su presupuesto a esos bienes.”

“Los bajos salarios y el aumento de impuesto escalonado sobre los bienes que una vez estuvieran exentos, son solo dos de las múltiples razones que sustentan las exigencias de un aumento salarial y hacen obligatoria la reanudación de las discusiones sobre el tema”, defienden desde la organización.

El comunicado apunta que, de acuerdo a datos del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), “los salarios del país han sido los únicos en tener un crecimiento promedio negativo entre 2000 y 2012 en América Latina, además de que ha habido una desvinculación entre las remuneraciones reales y la productividad media laboral.”

Para Nueva democracia, “el Gobierno debe asumir un rol activo, estableciendo una propuesta de reajuste salarial que se corresponda con la realidad actual, que responda a los intereses de los trabajadores, y no a las cúpulas empresariales que han sido históricamente beneficiadas por las políticas de Estado.”

“El Comité Nacional de Salarios debe definir las remuneraciones a partir de la inflación acumulada y de una proporción de la productividad, a fin de que la ganancia de los trabajadores se corresponda con el nivel de crecimiento económico y su poder adquisitivo crezca”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí