Santo Domingo.- El presidente de los Tigres del Licey Miguel Guerra dijo hoy que es necesario dotar al estadio Quisqueya, a 60 años de su construcción, de las comodidades necesarias en favor de los fanáticos del béisbol invernal y encenderlo más fuerte que nunca, después de que fue apagado por primera vez para una serie semifinal.

Guerra, quien enumeró las causas que a su entender mutilan y arrabalizan el entorno del estadio, lo cual exige que se comience a trabajar temprano de este año para solucionar los problemas que crearon traumas para el acceso de los fanáticos la temporada pasada.

“No es posible que el coloso de la capital, que alberga el principal pasatiempo de la República Dominicana, no cuente con las estructuras logísticas mínimas para presentar un espectáculo a la altura de nuestros jugadores”, planteó Guerra, cuyo equipo Tigres del Licey comparte la instalación con los Leones del Escogido en el torneo otoño invernal.

El presidente del Licey dijo que solo espera contar con la voluntad del Estado para que se retorne el esplendor al Quisqueya, que por primera vez en la historia fue apagado para un “round robin”, cuando quedaror eliminados Tigres y Leones.

“No estamos solicitando que el Estado construya un nuevo estadio ni estamos interesados en que haga inversiones cuantiosas y millonarios en el mismo. Actualmente nuestro país tiene demasiadas necesidades en muchas otras aéreas como para plantear arreglos ostentosos en estructuras deportivas”, advirtió.

Y agregó: “Solo queremos contar con la voluntad del Estado para que el coloso de la Capital pueda tener suficientes aéreas para poderle ofrecer las comodidades necesarias a los fanáticos del béisbol y al público en general”.

Lamentó que el estadio y sus infraestructuras hayan sido mutilados con el paso del tiempo, mediante una serie de usos inapropiados, que enumeró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí