Redacción Internacional.-El gobierno de Japón afirmó que hará todo lo posible para liberar a los dos ciudadanos de su país que fueron tomados como rehenes por el Estado Islámico.

En un video publicado este martes, voceros del grupo yihadista habían exigido un rescate de 200 millones de dólares por los 2 hombres y amenazaron con cortar sus cabezas si no se cumple.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que está utilizando todos los medios diplomáticos para lograr la libertad de los retenidos, pero que “no negociará con el terrorismo”.

Funcionarios oficiales y varios consejeros del gobierno señalaron que tienen muchos contactos a través de la región y que utilizarán todos los que estén a su alcance.

Cabe destacar que en estos casos ocurre como en las películas los gobiernos siempre niegan que han pagado a secuestradores pero la realidad siempre es otra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí