Buenos Aires-Argentina.-La autopsia realizada al cuerpo del fiscal Alberto Nisman. detalla que una bala provocó la muerte del fiscal que fue disparada por la pistola calibre 22 marca Bersa, hallada junto al cadáver.

La semana pasada Nisman se puso en contacto con una periodista de Clarín a la que dijo “yo no puedo salir muerto de esto”.

detalles de todo lo que rodeó a la muerte violenta del Alberto Nisman, el fiscal de la causa por el atentado con la mutua judía AMIA. La autopsia ha determinado que el fiscal murió de un balazo que entró por la derecha de su cabeza a centímetros arriba de la oreja.

Según el informe preliminar que enviaron los forenses a la fiscal del caso, Viviana Fein, el cuerpo presentaba un orificio de bala con entrada en el parietal derecho que quedó alojado dentro de su cabeza, y tenía pérdida de masa encefálica.

Los peritos extrajeron durante la mañana el plomo que provocó la muerte del fiscal, el cual fue enviado a balística para que sea peritado y determinó, luego, que “en un 99%” el plomo fue disparado por la pistola hallada junto al cadáver.

La Justicia aguardaba un informe del Registro Nacional de Armas (Renar) sobre la titularidad de la pistola.

El Renar informó que Nisman tenía dos armas registradas a su nombre, pero la fiscal Viviana Fein aguarda para las próximas horas una ampliación del informe, ya que no pudo confirmar si el arma hallada en el lugar es una de ellas.
No dejó ninguna carta

Nisman no dejó carta en su apartamento, donde fue hallado muerto la pasada madrugada con un disparo en la cabeza.

Fein indicó “no hay ninguna carta” que explique el suicidio e igualmente “no hay testigos” directos de la muerte y precisó que Nisman “falleció antes de la cena”.

Fein dijo que “es un hecho muy grave, es la muerte de un colega” y por tanto pidió a los periodistas “un poco de respeto” y que la “dejen trabajar”.

La semana pasada Nisman había acusado a la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner de encubrir a los iraníes que estarían detrás del atentado perpetrado el 18 de julio de 1994 contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, en el que murieron más de 80 personas.

El fiscal, en una frase que el diario Clarín califica de “tan trágica como premonitoria”, le dijo a una periodista de ese medio que: “Yo puedo salir muerto de esto”. Según el diario, el mismo sábado le había repetido esta misma frase a su periodista, con la que había estado hablando por WhatsApp sobre el caso.

Según explica Natasha Niebieskikwiat, este domingo también envió varios mensajes a través de esta aplicación a Nisman, quien no los contestó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí