Voz de América – Redacción. La policía está buscando a dos hermanos de la región de París, Said y Cherif Kouachi, ambos franceses, por el ataque terrorista el miércoles en la publicación satírica Charlie Hebdo, según las autoridades.

Los hermanos tienen 32 y 34 años, mientras que Hamyd Mourad, cuya nacionalidad no se sabe por el momento, tiene 18, fuentes gubernamentales informaron a Reuters.

La fuente de la policía dijo que uno de ellos fue identificado porque dejó su identificación en el carro que huyeron.

Cherif Kouachi fue acusado de asociación ilícita en relación en 2005 tras haber sido detenido antes de viajar a Irak para unirse a extremistas islámicos. Fue condenado a 18 meses de prisión en 2008, según medios franceses.

Se estima que los hermanos fueron entrenados en campos del grupo extremista Estado islámico en Siria, según el periódico español El Mundo.

Decenas de miles de personas salieron a las calles en toda Francia en memoria de las víctimas y el apoyo a la libertad de expresión.

El gobierno declaró el estado de alerta máxima, el endurecimiento de la seguridad en los centros de transporte, lugares religiosos, oficinas de medios de comunicación y grandes almacenes mientras busca a los presuntos atacantes.

“Es una carrera contra el reloj, ya que estamos tratando con asesinos… que pueden volver a actuar para morir como mártires”, dijo un investigador al periódico francés Le Figaro.

La policía se encuentra realizando una operación en la localidad de Reims, al noreste francés, en busca de los supuestos terroristas.

El ataque pareció ser muy bien planeado para coincidir con la reunión semanal y atentar con las más prominentes figuras de Hebdo.

El periodista, dibujante y director del semanario, Stephane Charbonnier, conocido solo como “Charb”, y otros tres de los principales dibujantes del semanario, Cabu, Tignous y Wolinski; figuran entre los 10 miembros del personal de la revista muertos en el ataque. Los otros dos muertos son policías.

Una de las diseñadoras de la revista, Corinne Rey, dijo que dos hombres encapuchados hablando perfecto francés la obligaron a poner la clave en la puerta de entrada a las oficinas.

Antes de retirarse, uno de los atacantes gritó “Hemos matado a Charlie Hebdo”.

Le Figaro cita a fuentes que afirman que la policía está tras la pista de un auto Renault Clio con matrícula de París en el que huyó el trío.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí