NEVADA.-El presidente de Sony, Kazuo Hirai, aseguró en Las Vegas que el ciberataque atribuido a Corea del Norte y sufrido por el estudio de Hollywood fue “despiadado” y “mezquino”.

Hirai aprovechó su visita a la feria de la electrónica CES que comienza el martes en la ciudad de los casinos para hablar por primera vez en público sobre ese suceso que ha terminado por generar una nueva escalada de tensión entre Washington y Pyongyang.

“Tanto los antiguos empleados de Sony Pictures y como ciertamente los actuales fueron desafortunadamente las víctimas de uno de los ciberataques más despiadados y mezquinos que hayamos conocido en la historia reciente”, indicó el ejecutivo.

Hirai agradeció a todos los que han alzado la voz contra “esfuerzo por extorsionar” a Sony por parte de unos piratas informáticos que calificó de “criminales”, sin hacer mención a su origen o sus vínculos con Corea del Norte.

El ciberataque se produjo a finales de noviembre y dejó expuestos los datos personales de miles de trabajadores y extrabajadores del estudio de cine, incluidos sus identificadores fiscales, y derivó en un ultimátum para que Sony no estrenara la película “The Interview”, cuyo debut estaba fijado para el 25 de diciembre.

El filme es una comedia que relata un plan para matar al líder norcoreano Kim Jong-un.

“The Interview” se canceló en un primer momento ante el temor a un atentado, pero finalmente se distribuyó a través de plataformas digitales y en 580 salas de cine, la mayoría independientes, de EE.UU. y Canadá.

“La libertad de expresión y de asociación son importantes valores vitales de Sony y de nuestro negocio de entretenimiento”, apuntó Hirai.

Una investigación realizada por el FBI concluyó que el ataque fue orquestado desde Corea del Norte, si bien el país asiático, que llegó a calificar “The Interview” como un acto de guerra, ha negado cualquier participación en el ciberataque.

El pasado viernes el presidente Barack Obama, autorizó la imposición de nuevas sanciones contra Pyongyang en respuesta al ataque contra Sony.

Las medidas anunciadas por la Casa Blanca afectan a tres entidades norcoreanas, incluida una agencia de inteligencia gubernamental, y a diez personas que trabajan para esas empresas y para el Gobierno norcoreano.

Corea del Norte calificó esta semana de “hostiles” las medidas de Washington.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí