Los Ángeles CA.-A partir de hoy unos 1,4 millones de inmigrantes sin residencia podrán iniciar los trámites para obtener una licencia de conducir en California.

Las licencias para indocumentados que se expedirán gracias a una ley aprobada a fines de 2013 por la legislatura les serán entregadas a aquellos que prueben ser residentes del estado, después de pasar el correspondiente examen teórico y práctico.

Las organizaciones que trabajan en la defensa de los derechos de los inmigrantes señalaron que trabajarán junto con las autoridades de tráfico de California para la gestión las nuevas licencias.

California es ahora uno de los 10 estados del país que concede permisos de conducción a inmigrantes sin residencia.
Las licencias para indocumentados especificarán que no pueden utilizarse para fines federales.
La batalla para que los indocumentados puedan tener licencias de conducir se ha prolongado desde 1993, año en el que el entonces gobernador de California Pete Wilson aprobó una ley que requería una prueba de ciudadanía o residencia legal para obtenerla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí