Bagdad.-Como primera actividad de la gira que acaba de empezar por Oriente Medio, el secretario de Estado John Kerry, se reunión este miércoles con el primer ministro Haider al Abadi.
Kerry dijo estar “animado” por las ámplias reformas y la reconstitución del ejército planeadas por el nuevo gobierno de unidad.

Frente a esto, el clérigo Moqtada al Sadr, líder del movimiento chiita en Irak y cuyas opiniones influyen a decenas de miles de militantes, declaró que Irak no debería cooperar con los que “ocuparon” el país.
“Deseamos que Irak coopere con los países vecinos y sus aliados, pero no con los ocupantes”, expresó.
Recaudar apoyo contra EI.
La de Irak es la primera etapa en un viaje del alto diplomático por Medio Oriente para recaudar apoyo en la lucha contra los militantes de Estado Islámico (EI), que controlan territorios a lo largo y ancho de Irak y Siria.

Dentro de las soluciones podría estar la creación de fuerzas armadas regionales o unidades de guardia nacional para apaciguar las críticas de que el ejército había sido utilizado como una herramienta sectaria por el anterior gobierno de intereses chiitas.
El presidente Barack Obama, estará divulgando su estrategia para derrotar a EI en una alocución televisiva este miércoles en la noche, pero ha dejado en claro a los líderes del Congreso que tienen la autoridad para tomar amplia acción militar contra el grupo extremista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí