¡-Ante la Partida Ineludible-

Por Juan Cruz Triffolio

Sociólogo – Comunicador Dominicano

[email protected]

Santo Domingo. A Yaqui Núñez del Risco, un verdadero maestro en el uso correcto y florido de la palabra edificante, la vida, esa realidad veleidosa pero fascinante, lo ha obligado a ser protagonista de una de sus espantosas farsas.

Su batallar por sobrevivir, propio del Espartaco indomable para quien la esperanza nunca muere, es una invitación a proyectar con el ejemplo que, aun en los momentos cercanos a empezar la partida a la morada eterna, debe resplandecer en el rostro la sonrisa de satisfacción por haber vivido.

Su verbo, aquel que se hizo carne para hablar por todos nosotros, hoy entrecortado y quedo, permanecerá por siempre con la sonoridad y belleza en cada corazón sensible de los amantes del buen conversar, la bohemia y el canto popular que emana la alegría, lo sublime y la solidaridad humana.

Con su rejuego de conceptos y frases, siempre enmarcado al sabio criterio de “improvisar las palabras pero nunca las ideas”, su figura de lento desplazamiento, logró encarnar uno de los iconos de mayor connotación en la denominada pantalla chica nacional, sirviendo de paradigma para quienes procuran trascender en el submundo de los medios audiovisuales en cualquier punto de la geografía universal.

Y de su creatividad envidiable, incontables paradigmas de la publicidad y el canto popular perdurarán en el tiempo, como genuinos adornos de un dominicano conocedor de las intríngulis que retratan su pueblo y como testimonios fieles de un comunicador-artista alegre, romántico y amante de la bohemia para compartir conocimientos y amistad.

Imprevisible en su contenido en el hablar fluido, preciso y florido, sin obviar algunos toques de picardía, el Maestro Núñez del Risco, ha logrado ser investido como el incuestionable Rector en la Universidad del Buen Hablar el Español en la República Dominicana, referente a tener presente entre los textos de formación de los presentes y futuros comunicadores criollos y extranjeros.

Su impronta como ser humano y sus innegables dotes de auténtico tribuno de los nuevos tiempos, por sus floreos salpicados de belleza y sublimidad, por su impecable manera de dominar el fraseo y por su edificante contenido, son razones más que sobradas para ser merecedor de un espacio privilegiado en el olimpo inmortal de los grandes maestros de la oratoria universal.

Yaqui Núñez del Risco, El Maestro, la sonoridad de tu nombre y el sólo recuerdo de tu dominio del verbo en los diversos escenarios, romperán hoy, mañana y siempre, con el silencio que en la postrimería de tu existencia procuró callar tu voz y obnubilar el pensamiento, para dejar plasmado tu talento, creatividad y ejemplo en el estandarte de los gigantes de la dominicanidad.

A ti Maestro de Maestros del hablar para edificar, por y para siempre, nuestra gratitud eterna.

Descanse en paz en el remanso del Divino Creador.

Yaqui Núñez del Risco, incansable y eterno gladiador, no hay dudas, permanecerás perennemente en el alma y la conciencia nacional..!!

Paz a tu ser…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí