Olaia Rueda

Pamplona,  (EFE).- María Rosa García, más conocida como Niña Pastori, se muestra feliz por actuar en Pamplona, dentro del festival “Flamenco On Fire”, porque en el norte “se cuida mucho el flamenco” y asegura convencida que este género tiene por delante un “futuro increíble”.
En una entrevista con Efe, Niña Pastori expresa su satisfacción porque existan festivales exclusivamente dedicados al flamenco, donde están “las figuras, pero en los que también se da la oportunidad a gente que no está tan consagrada”.

Ella lleva toda la vida unida al flamenco desde que, siendo niña, acompañaba a su madre, Pastori de la Isla, en sus actuaciones. Con tan sólo doce años, Camarón de la Isla quedó fascinado oyéndola cantar y la presentó en el Teatro Andalucía de Cádiz.

Por ello, después de casi veinte años dando conciertos, la cantaora conoce bien los diferentes escenarios españoles y su público. Afirma que “en el norte hay mucha afición” aunque el público es “menos expresivo”. “No te jalean tanto pero eso no significa que no les esté gustando, eso lo demuestran cuando acabas con sus aplausos”, añade.

Eso es lo que espera encontrar en el “Flamenco On Fire”, que rinde homenaje al maestro Sabicas, “un genio y un revolucionario” en palabras de la cantante. “Fue pionero en hacer con la guitarra otras cosas y no remitirse solo al acompañamiento”, asevera.

Los asistentes que acudan mañana al Baluarte disfrutarán del nuevo espectáculo de Niña Pastori “Lo que quiere el alma”, un repaso a su carrera pero en la que también intercala temas nuevos.

“Lo que quiere el alma” mezcla bulerías, alegrías, soleá y todos los palos del flamenco, un esquema que le parece natural en este tipo de espectáculos. “No sólo vas a cantar por bulerías, uno hace un poquito de todo para hacerlo variado”, explica.

Niña Pastori está acompañada en escena por los guitarristas Diego del Morao y Jesús Guerrero, con percusión y dos cantantes femeninas en el coro, una formación “mucho más flamenca”, afirma la artista.

Festivales como el que se celebra la última semana de agosto en Pamplona y que acogerá a artistas de la talla de José Merce, Tomatito, Estrella Morente o Kiko Veneno, además de a la propia Niña Pastori, afianzan el flamenco en toda la península y ayudan a asegurar su futuro.

La cantante gaditana augura un gran futuro a este género ya que asegura que “ha evolucionado muchísimo” a niveles de instrumentación, baile y cante. “El flamenco está bien, tiene un futuro increíble y va a salir adelante con mucho talento y haciendo cosas muy bonitas” ha afirmado.

A pesar del momento dulce que vive este género y de su buen momento profesional, la cantante reconoce que tanto a ella como al resto del mundo del flamenco les ha afectado la crisis. “Cuando un país está mal nos afecta a todos”.

“Poder ir a un concierto es un lujo y no una prioridad” opina la cantante, ya que “cuando las cosas estaban bien” la gente podía ir a los espectáculos que le interesaban, pero ahora tienen que hacer un gran “esfuerzo solo por aquello que le gusta mucho mucho”.

La cantaora percibe que, mientras que antes a sus conciertos acudían espectadores por curiosidad aunque no fuesen muy aficionados a su música, “ahora tiene que ser un fan tuyo que te siga mucho para que haga el esfuerzo”.

Por ello intenta cuidar a sus seguidores manteniendo contacto con ellos tanto a través de las redes sociales y quedando con ellos cuando su agenda se lo permite.

Y aunque con dos hijas es complicado, Niña Pastori intenta sacar tiempo para estar en contacto con sus fans. “Por ellos estamos aquí, por la gente que admira el arte de uno”, concluye. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.