Honolulu.-El huracán Iselle, degradado a tormenta, abandonó Hawaii, mientras se aproxima otro huracán, Julio.
Iselle causó lluvias, inundaciones, interrupciones a la energía eléctrica y algunos daños materiales leves, alcanzando una velocidad de 120 kilómetros por hora.

No hubo víctimas ni heridos.
Pero después de esa tempestad llega otro huracán con el nombre de Julio, de categoría 2, que se espera toque tierra hoy  por la mañana.
Estas dos tormentas seguidas son las primeras en azotar Hawái en 22 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.