New York.-La organización de caridad Médicos Sin Fronteras, MSF, denunció que 4o mil personas están viviendo en condiciones horrorosas en un campamento de refugiados de Naciones Unidas en Sudán del Sur.

MSF dice que miles están viviendo entre inundaciones hasta las rodillas que están contaminadas con aguas negras en el campamento de Bentiu, donde se refugian de los combates entre las tropas del gobierno y fuerzas rebeldes.
Aseguran que muchas personas no pueden siquiera acostarse y duermen paradas con sus niños en brazos.
La organización describió las condiciones como un insulto a la dignidad humana y urgió a la ONU a trasladar a los pero afectados a territorio más seco.
El control de Bentiu ha estado en un vaivén desde que los enfrentamientos se desataron el pasado diciembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí