MOSCÚ.-En el próximo año la industria militar y el sector espacial de Rusia prevén comprar a China material electrónico por más de 1.000 millones de dólares. El importe de estas importaciones debe multiplicarse en los siguientes años, según Izvestia.
Los componentes electrónicos que suministrará China deberán sustituir productos similares de fabricación estadounidense que las empresas rusas han dejado de recibir debido a las sanciones.

“Estamos trabajando con la Corporación china de Ciencia e Industria Aeroespacial (CASIC). Los centros que agrupa ya nos han presentado decenas de artículos que son idénticos o muy similares a los componentes que no vamos a poder comprar debido a las sanciones de EEUU”.
Agregó que 12 centros de CASIC que se dedican al diseño y la fabricación de componentes electrónicos participarán en un foro especializado que tendrá lugar el próximo 18 de agosto en Moscú. Más tarde, una cita similar se celebrará en San Petersburgo.

Actualmente, el sector espacial y la industria militar de Rusia no compran componentes electrónicos a China, aunque sí estudian tal posibilidad después de que el año pasado EEUU se negara a realizar suministros para el satélite geodésico ruso Geo-IK-2.
Hasta hace poco, las importaciones rusas de elementos electrónicos desde EEUU sumaban casi 2.000 millones de dólares al año. Ahora, este dinero podría beneficiar a China debido a las restricciones impuestas por Occidente contra Rusia.
La puesta en marcha de la cooperación con fabricantes chinos puede ser un primer paso hacia la alianza tecnológica de los países BRICS, estima Andréi Ionin.

http://sp.ria.ru/revista_de_prensa/20140806/161146053.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí