El programa que contempla este tipo de acuerdos permite a Japón, el quinto mayor emisor de gases en el mundo, disminuir emisiones en otros países para cumplir con los objetivos domésticos.
Japón depende cada vez más de combustibles fósiles para generar electricidad después de cerrar sus 48 centrales nucleares tras el desastre de Fukushima en 2011.
Se trata del duodécimo acuerdo bilateral de este tipo firmado por Japón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.