El cantante Al Jarreau afirmó que el jazz ha sido “una puerta de libertad” para muchos países y defendió los mensajes en las canciones por la importancia que, dijo, tiene la música para mantener la esperanza y para que las cosas “fluyan como Dios quiere”.

Al Jarreau, que mañana ofrecerá un concierto en Santa Cruz de Tenerife y al día siguiente en Las Palmas de Gran Canaria con motivo de la vigésimo tercera edición del Festival Internacional Canarias Jazz&Más Heineken, indicó en rueda de prensa que en el mundo hay muchos problemas y es preciso aprender la lección de que se debe cuidar a los pobres y a los enfermos.

El ganador de 7  Grammys, comentó que sigue viajando por el mundo, y acaba de ofrecer conciertos en Austria y Liechtenstein, porque su intención es llevar la música a todos lados ya que es una forma de comunicación que sirve para entenderse en todos los lugares.

En el concierto que ofrecerá mañana el cantante estadounidense fingirá que es la primera vez que actúa en la isla y ofrecerá temas tanto de sus comienzos como de la mitad de su vida y de la actualidad.

Al Jarreau se refirió además a que el jazz ha sido un embajador de los Estados Unidos de América del Norte por todo el mundo, porque representó en cierto momento una llamada a la libertad, por su improvisación, de forma que en países del este europeo se escuchaba a escondidas, “como una puerta a la libertad”.

El cantante actuará en Canarias acompañado de una banda formada por el saxofón y director musical Joe Turano, el guitarra John Calderon, el baterista Mark Simmons, el bajo Chris Walter y el pianista Larry Williams.

En la edición de este año del Festival Internacional Canarias Jazz&Más Heineken, que se celebrará hasta el 20 de julio, también Joshua Redman y Freddy Cole, así como Freddy Cole Quartet, quien compartirá escenario con The Band Plus, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí