Santo Domingo.- El diputado Vinicio Castillo Semán solicitó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, que intervenga de manera “urgente” ante la comunidad internacional para impulsar en su territorio el desarrollo de Haití, porque es la “única forma de frenar la pesada inmigración” hacía RD.

A través de una carta que remitida a Moon a través de la sede de la ONU en el país el pasado viernes 11, y difundida hoy por su oficina, el político de la Fuerza Nacional Progresista opinó que en la medida en que la comunidad internacional apoye a Haití a salir de la situación en que vive, “se podrían evitar conflictos de impredecibles consecuencias en el futuro entre las dos naciones o de sus poblaciones”.

En la misiva, el diputado de la Fuerza Nacional Progresista cita varias preocupaciones que entiende la comunidad internacional debe poner atención, a propósito de la visita que realizará Moon al país esta semana.

En la carta indica que la comunidad internacional luce “empeñada en fomentar y presionar” a nuestro país a otorgar, “de forma abusiva e inconstitucional”, la nacionalidad dominicana a cientos de miles de haitianos que alegan haber nacido en la República Dominicana.

A su vez, opina que el República Dominicana es el país más solidario que ha tenido en las últimas décadas Haití, aceptando generosamente una “incontrolada migración” de sus ciudadanos, que al momento sobrepasa un millón de personas, equivalente a poco más del 10 por ciento de su población.

“La capacidad de República Dominicana para seguir recibiendo esa migración incontrolada de Haití ha sido sobrepasada con creces, a costa de sacrificar la ineludible atención que el Estado dominicano está obligado a destinar para mitigar nuestra pobreza en el campo de la educación, la salud, produciendo el desplazamiento alarmante de la mano de obra dominicana y la depreciación del salario de nuestro mercado laboral”, según Castillo.

La situación descrita en cuanto a la migración haitiana se ha agravado por la ausencia de control fronterizo por parte de la República de Haití, cuyo Ejército fue disuelto “ante la indiferencia pasmosa de las fuerzas de la Minustah”, describe.

“La situación de precariedad que viven nuestros vecinos y el peligroso abandono del plan de ayuda de la Comunidad Internacional prometido a ese país después del devastador terremoto del año 2010, hace más que previsible que la presión demográfica y la tragedia económica de esa depauperada población empujen a niveles alarmantes nuevos éxodos masivos a esta parte de la isla”, agrega.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí