Santo Domingo.- El presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, afirmó que la misión actual de esa formación política es unir a la nación “en la gran tarea de darle contenido social a la democracia, haciéndola más equitativa y solidaria con todos los dominicanos y dominicanas”.

En su discurso por la celebración del 53 aniversario de la llegada al país de una comitiva de ese partido, fundado en 1939 en el exilio antitrujullista, Vargas aseguró “que si bien el PRD ha hecho los más grandes aportes a los avances institucionales y democráticos del país, ahora le corresponde contribuir a levantar una economía competitiva, dar plena vigencia al Estado de Derecho y organizar una sociedad participativa, incluyente e institucionalizada, con un pueblo esperanzado y confiado en el porvenir”.

“Nos corresponde llegar al poder en las elecciones de 2016 para inaugurar un nuevo proyecto de nación que mejore sustancialmente las condiciones de vida del pueblo y genere un verdadero régimen de bienestar y progreso social”, enunció en claro cuestionamiento a las administraciones peledeístas.

Agregó que “ese es el compromiso trascendente que hemos asumido al trabajar con fe y determinación para transformar al PRD del siglo XX en un PRD del siglo XXI, adecuado a los nuevos tiempos y a las ideas y avances que recorren el mundo de hoy”.

Resaltó que los dirigentes del 5 de julio de 1961 interpretaron correctamente la aspiración de unidad nacional del pueblo, para curar las heridas que dejó la tiranía, y dar inicio al régimen democrático.

Al PRD de ahora le corresponde “convertirse en una organización capaz de ganar la Presidencia de la República en las elecciones de 2016 y, en alianza con los sectores más sanos de la sociedad, ganar también una amplia mayoría en los municipios y en el Congreso para realizar un gobierno compartido con la gente, por la gente y para la gente, como anelaron Duarte, Luperón y Peña Gómez, complementó”, agregó

Vargas resaltó en su discurso “el talento y el valor a toda prueba” de Ángel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón A. Castillo, quienes llegaron al país el 5 de julio de 1961, cuando los remanentes de la tiranía trujillista resistían su desplazamiento del poder.

El PRD había sido fundado en el exilio en Cuba, en 1939.

Esa comitiva, amplió, era la avanzada de los trabajos libertarios y democráticos que realizaban Enrique Cotubanamá Henríquez, Juan Isidro Jimenes Grullón, Juan Bosch, Virgilio, Rafael y Conina Mainardi Reyna y otros “padres progenitores del PRD”.

Vargas destacó los roles estelares de Juan Bosch y José Francisco Peña Gómez en la etapa de construcción de la democracia, y de los gobiernos de Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco en la reconquista de las libertades ciudadanas y los derechos humanos, pese a las asechanzas de los caudillos reeleccionistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí