IRÁN.-El líder supremo de Irán, el ayatola Alí Jamenei, se opone enérgicamente a que Estados Unidos o cualquier otro país intervenga en Irak. La agencia de noticias estatal citó a Jamenei diciendo que el gobierno de Irak y sus líderes religiosos son capaces de poner fin a la insurrección.

Mientras tanto, el presidente iraní, Hassan Rouhani, criticó a los países petroleros de la región por usar su riqueza para financiar a los insurgentes sunitas en Irak. En una referencia velada a Arabia Saudita y Qatar, Rouhani advirtió que algún día sus políticas resultarán contraproducentes, porque los militantes se volverán contra ellos.
Irán es la principal potencia chiita del Medio Oriente, y Rouhani ya había dicho que el gobierno de Teherán no dudaría en proteger los santuarios chiitas en Irak.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.