IRAQ.-Fuerzas del gobierno con apoyo de voluntarios chiitas y combatientes kurdos, están llevando adelante este domingo una contraofensiva para intentar detener al grupo insurgente Estado Islámico de Iraq y el Levante, cuya avanzada sobre el país se profundizó en los últimos días y se acercaba a la capital Bagdad por el norte.
El gobierno y sus aliados han conseguido retomar algunas ciudades, pero ISIS, que es respaldado por grupos sunitas, todavía controla Tikrit y Mosul.

En una de las ciudades que cambió de manos, Ishaq, la fuerzas de seguridad dicen haber encontrado los cuerpos incinerados de 12 policías.
Y en el marco de combates en la ciudad de Jalawla un helicóptero del gobierno mató a siete combatientes kurdos que habían tomado una posición de la que se habían retirado rebeldes sunitas.
Funcionarios iraquíes aseguraron que el ataque fue por error, dicen que fuerzas del gobierno se están concentrando en la ciudad de Samarra, con el aprarente objetivo de preparar un ataque para desplazar a los rebeldes de Tikrit.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.