Una mujer en Sudán ha sido condenada a la horca por el delito de renunciar a la fe de una religión por casarse con un hombre cristiano.Además de la sentencia a muerte, la mujer deberá soportar un castigo de 100 latigazos por adulterio, debido a que su matrimonio no es considerado válido.

De acuerdo con  información, Maryam Yahya Ibrahim, quien tiene 8 meses de embarazo, fue criada como cristiana.

Las mujeres musulmanas no están autorizadas con casarse con hombres no musulmanes y tales matrimonios son considerados como inválidos.
Debido a esta problemática, los embajadores de varios países y activistas de los derechos humanos en Sudán han hecho un llamado al gobierno local para el respeto a la libertad de cultos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.