Santo Domingo, (EFE).- El alto comisionado de los Derechos Humanos Domingo Porfirio Rojas Nina condenó hoy la actuación de los miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas que supuestamente provocaron la muerte de una menor de cuatro meses, que era trasladada en una ambulancia retenida por ese organismo.

“Porque todo hecho del hombre realizado en violencia es un homicidio”, dijo Rojas Nina, a través de un comunicado.

Una patrulla de miembros de la Dirección Nacional de Control de drogas retuvo por más de 15 minutos una ambulancia, que transportaba la menor, hija de Delenia de los Santos, de 20 años, y Otilio Rosario, de 22 años, luego que fuera atendida en la sala de emergencia del Hospital Juan pablo Pina, al convulsionar y padecer de alta fiebre, explicó el abogado.

El criminalista solicitó al procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, poner en movimiento la acción pública, para que los responsables de este “horrendo hecho” sean castigados por las leyes.

“Estos son los métodos que continúan usando los miembros de la DNCD”, se preguntó Roja Nina. Consideró que la “acción brutal” de los agentes de la DNCD, ha sido una ofensa a la niñez dominicana, y debe ser castigada por la ley.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí