París.-El senado de Francia aprobó una ley que permitirá a los empleados donar sus días libres a colegas, cuyos hijos están gravemente enfermos o muriendo
Esta nueva ley conocida como la ley de Mathy está inspirada en un caso en el valle del Loira, en el centro del país, en el que un obrero de una fábrica fue obligado a regresar a trabajar cuando se le terminaron sus días libres, pese a que su hijo Mathy se estaba muriendo.
Sus colegas, que se sorprendieron al verlo regresar, lograron donarle un total de 171 días.
Gracias a ello, el padre pudo estar junto a su hijo hasta que falleció, en el otoño de 2009.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí