Nueva York.- Dos musicales  “A Gentlemen’s Guide to Love and Murder” y “Hedwig and the Angry Inch”, han desplazado al gran espectáculo en la 68 edición de los premios Tony, al conseguir 10 y 8 nominaciones, respectivamente, y dejando espacio para la “fiebre shakespeariana” de Broadway en “Noche de Reyes”.

“A Gentlemen’s Guide to Love and Murder”, estrenada en noviembre fuera del foco que reservan las productoras para posicionar a sus favoritas, había sido desde el principio elogiada por la crítica y parecía condenada a ser una obra de culto, pero ahora aspira a acaparar titulares la noche del 8 de junio, cuando se entregarán los premios más importantes del teatro.

Con un libreto lleno de humor negro escrito por Robert L. Freedman, música de Steven Lutvak, dirigida por Darko Tresnjak y con tres intérpretes nominados (Bryce Pinkham, Jefferson Mays y Lauren Worsham), esta obra ha aprovechado un año sin grandes favoritos para convertirse en la primera en la parrilla de salida y dominar la categoría de mejor musical de estreno.

“A Gentlemen’s Guide to Love and Murder” se ha impuesto así a la ambiciosa “Aladdin”, que ansiaba repetir el éxito de “El Rey León” pero que se ha quedado a medio camino con cinco nominaciones, aunque podría verse en aprietos con dos producciones que han sumado discretamente siete opciones a premio: el “musical-gramola” de Carole King, “Beautiful”, y “After Midnight”, con el siempre efectivo homenaje al jazz.

Por su parte, “Hedwig and the Angry Inch”, favorita en la categoría de mejor reposición musical, era la puesta de largo de una propuesta de John Cameron Mitchell para los circuitos “underground” y convertida en joya del cine independiente en 2001.

Por obra y arte de Neil Patrick Harris (favorito desde ya al Tony al mejor actor de musical y que deja su condición de anfitrión de la gala a Hugh Jackman en esta ocasión), ha entrado por la puerta grande en Broadway.

Sus ocho nominaciones son un gran mérito teniendo en cuenta que solo pone a dos actores en el escenario (Lena Hall también está nominada, así que hacen pleno) y el decorado apenas varía en toda función, más parecida a un brillante recital de garaje que a una superproducción de la meca del teatro mundial.

En un año en el que los Tony han bajado de cinco a cuatro los nominados por categoría, “Hedwig” se enfrenta solo a dos producciones: el clásico “Los Miserables” y “Violet”, siendo muy comentada la exclusión de “Cabaret”, obra que había sido premiada en su estreno y en sus dos reposiciones y que esta vez solo ha conseguido dos opciones para sus secundarios.

No tan clara parece la victoria en la categoría de mejor reposición de una obra dramática, donde se libra una batalla entre el nuevo montaje de “El zoo de cristal”, de Tennessee Williams, y “Noche de Reyes”, de William Shakespeare.

La primera quiere romper la maldición de esta obra del experto en la sexualidad sofocada del sur de los Estados Unidos que, estrenada con éxito en 1945 -cuando no existían los premios Tony- no había conseguido nominación alguna en ninguno de sus reestrenos. Esta versión, un una espectacular interpretación de Cherry Jones, aspira a vengar a sus precedentes.

Sin embargo, una de las tendencias claras de esta temporada, la “fiebre shakespeariana” de Broadway, tiene como adalid ese montaje de “Noche de Reyes” que da el cetro del poderío interpretativo al teatro británico y coloca a cuatro actores en liza: Samuel Barnett como protagonista, y tres secundarios copando la categoría: Mark Rylance, Paul Chahidi y, el más estelar, Stephen Fry.

Ante este duelo de titanes quizá salgan beneficiadas “A Raisin in the Sun” y “The Cripple and Inishmaan”, ambas muy publicitadas por sus cabezas de cartel, Denzel Washington y Daniel Radcliffe, estrellas que, en cambio, se han quedado fuera de la terna.

Finalmente, quizá la categoría más deslucida es la de estreno de una obra dramática, la más nominada es “Act One”, con cinco candidaturas, que entra en liza por el galardón con la pieza política “All the Way” (con Bryan Cranston buscando el Tony), con el regreso de Harvey Fierstein a la dramaturgia, “Casa Valentina”; “Mothers and Sons”, de Terrence McNally, y “Outside Mullingar”, protagonizada por Debra Messing y que tiene solo una nominación.

Entre las curiosidades de esta edición, destaca la nominación para Woody Allen por la adaptación de “Bullets over Broadway”, que ha copado los galardones técnicos pero en sus seis nominaciones no ha arañado la de mejor musical, y entre los grandes olvidados estarían el bombazo comercial de “Betrayal”, con el matrimonio de Daniel Craig y Rachel Weisz compartiendo escena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí