Santo Domingo,  (EFE).- La primera dama dominicana, Cándida Montilla de Medina, invitó hoy al Papa Francisco a que visite el país y le recordó que el papa Juan Pablo II, declarado hoy santo junto a Juan XXIII, viajó en tres ocasiones a la República Dominicana.

En una nota difundida a través de la cuenta de Montilla en la red social twitter, la oficina de la primera dama indicó que la esposa de Danilo Medina, fue una de las “pocas personalidades que pudo saludar personalmente al primer papa latinoamericano”, encuentro en el cual cursó la invitación.

Cándida Montilla de Medina junto al embajador dominicano ante la Santa Sede, Víctor Grimaldi, y el ex diplomático Víctor Gómez Bergés, conformaron la delegación dominicana asistente a la ceremonia.

“Vamos a ver, vamos a ver”, respondió sonriente el papa Francisco, quien reiteró a la Primera Dama y al pueblo dominicano la petición que les hizo cuando asumió el pontificado, en marzo del pasado año, 2013, para que “oren por mí”, según el comunicado del despacho de la primera dama dominicana.

Montilla de Medina expresó que la presencia de la delegación dominicana, además, tuvo el propósito de “mantener, fortalecer y estrechar” las buenas relaciones de amistad entre la nación y la Santa Sede.

A su vez, señaló que representar al país en los actos de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II es una experiencia de “incalculable valor espiritual para el pueblo dominicano, para el gobierno, para el presidente Danilo Medina y, en especial, para los miembros de la delegación”.

La nota indicó que Montilla de Medina estuvo sentada en primera fila, en la carpa habilitada para los reyes de España, príncipes herederos, presidentes, jefes de gobierno, primeras damas y ministros de Estado.

A su lado, estuvo la primera dama de México, Angélica Rivera de Peña-Nieto, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y cerca del presidente de la Comisión Europea, el portugués, José Manuel Barroso. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí