BAGDAD.-Un atacante suicida hizo detonar un carro-bomba en un puesto policial en la ciudad de Hillah, matando a 8 personas e hiriendo a otros 15. Los heridos, entre los que figuran varios civiles, fueron ingresados en un hospital cercano, mientras que los cadáveres fueron trasladados al instituto forense.

El ataque tuvo lugar en momentos en que la gente viajaba al trabajo, y una semana antes de que se lleven a cabo elecciones parlamentarias. En el último año la violencia en Irak aumentó drásticamente, y llegó a alcanzar los niveles más elevados desde los conflictos sectarios que acabaron hace 6 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí