MADRID.-España es el segundo país, donde más ha aumentado la percepción de la corrupción. España cedía entonces 6 puntos con respecto a la pasada edición del ‘Índice de Percepción de la Corrupción’ de la ONG Transparencia Internacional y pasó de los 65 puntos (sobre un máximo de 100) a los 59.

Mientras otros países europeos han creado en los últimos meses leyes y sistemas anticorrupción fuertes y modernos, en España se han sucedido un escándalo tras otro dentro de los grupos políticos, los gobiernos autonómicos o el gobierno central.

La corrupción en España revela que hay más de 1,800 causas abiertas en sus diferentes órganos judiciales, más de 500 imputados en estos procedimientos y sólo 23 cumpliendo condena en alguna de las cárceles, Los casos de corrupción afectan a todos los niveles de la administración y las investigaciones en marcha salpican tanto a quienes han sido miembros del Gobierno.

en 2013  el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cifró en 1.661 las causas abiertas en los diferentes órganos judiciales españoles por delitos relacionados con la corrupción.

Éstas afectan a tipos penales como la prevaricación, revelación de secretos, cohecho, tráfico de influencias, malversaciones, negociaciones prohibidas a funcionarios, blanqueo de capitales, apropiación indebida, fraude, estafa, falsedad documental y delitos contra el patrimonio histórico y contra el medio ambiente.

Pese a este abultado número de procesos, la cifra de personas que actualmente están en prisión cumpliendo condena es muy reducida, sobretodo debido a la dilatación de los procesos judiciales, que en muchos casos son muy amplios y su investigación abarca un amplio periodo de tiempo.

Por ejemplo, en el caso Gürtel sólo el extesorero del PP Luis Bárcenas está actualmente en prisión. El resto de imputados, más de 150, están aún a la espera de que finalice la fase de instrucción de la causa que investiga el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional. En la cárcel está también el expresidente CEOE Gerardo Díaz Ferrán por el desmantelamiento de Marsans para evitar el pago a sus acreedores, aunque está pendiente de ser juzgado por más causas en distintos tribunales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí