Voz de América – Redacción. La policía de Pleasant Grove, Utah arrestó a una mujer acusada de matar a siete bebés, cuyos cadáveres fueron encontrados guardados en cajas de cartón en el garaje de una vivienda.

La sospechosa fue identificada como Megan Huntsman, de 39 años, quien vivió en esa casa entre 1996 y 2006, y aunque se mudó hace varios años, sus hijas mayores –una adolescente y dos jóvenes—todavía vivían solas en la vivienda.

La mujer admitió haber estrangulado o sofocado a todos los bebés. Todos nacieron en su casa y todos, excepto uno, nacieron vivos.

Los cadáveres fueron encontrados por policías que respondieron el sábado a una llamada telefónica del ex esposo de Huntsman sobre un infante muerto en la vivienda. Los policías descubrieron entonces los otros seis cadáveres.

El exesposo no ha sido identificado por la policía, pero sus antiguos vecinos dijeron que se trata de Darren West, quien ha estado preso por drogas.

La policía dice que West, por el momento, no es una persona de interés en la investigación, aunque es sorprendente que viviendo con Huntsman no se haya dado cuenta antes de la situación.

La policía dijo que el hombre limpiaba el garaje de la casa, que perteneció a sus padres, cuando encontró el primer cadáver.

La policía trata de determinar si todos los bebés tuvieron el mismo padre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí