NIGERIA.-Autoridades informan que unas 71 personas han muerto y más de 100  han resultado heridas por la explosión de una bomba en una estación de autobuses de Abuya.

Testigos han dicho que había decenas de cuerpos mutilados en el suelo. Unos doce autobuses resultaron gravemente dañados en la explosión, que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo, aunque se sospecha que ha sido perpetrado por la milicia radical islamista Boko Haram.

Este mismo domingo, la organización islamista mató a un centenar de personas en un ataque a tres localidades del norte de Nigeria, en el estado de Borno.

Las localidades asaltadas por los fundamentalistas fueron Ngoshe, Kaigamari y Anchaka, ésta última situada en el área de Bama, donde Boko Haram tiene su bastión. “Incendiaron casas y dispararon a residentes, que intentaron escapar del fuego. La muerte de unas 60 personas fue confirmada tras el incidente, mientras que otras muchas resultaron heridas”, ha dicho el presidente del Gobierno local de Bama, Baba Sheh.

Miles de muertos y desplazados por el terrorismo
Los ataques de este grupo terrorista en el noroeste del país han obligado a 250.000 personas a huir de sus hogares en lo que va de año, periodo en el que han causado cerca de 700 muertos.

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la sharía o Ley Islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí