La Voz de Rusia. El paro, convocado por los tres sindicatos opositores, ha inmovilizado trenes, aviones, barcos, metro, autobuses y hasta taxis, así como los servicio de recogida de basuras o abastecimiento de combustible.

Unos cincuenta piquetes en todo el país han bloqueado autopistas y carreteras.
“Estamos iniciando abril con muchas negociaciones paritarias irresueltas”, comenta el analista Patricio Giusto. “Todavía hay conflictos docentes en siete provincias, hay otros sindicatos que están en protesta. El paro del diez de abril probablemente contribuya a recalentar más el escenario social”.
Los sindicatos exigen subidas salariales superiores al cuarenta por ciento para compensar una inflación que alcanza ya el 32 %. El recorte en las subvenciones de gas y electricidad ha disparado los precios de la energía.
Esta la segunda huelga general contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que recientemente ha tenido que lidiar con sonados paros de policías y profesores. euronews
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí