Buenos Aires.-La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, amadrinó a la primera hija de un matrimonio homosexual en ser bautizada por la iglesia Católica.
La niña, Umma Azul, fue concebida con fertilización asistida, en el seno de un matrimionio de dos mujeres que se casaron gracias a la ley aprobada en 2010.La mandataria no asistió personalmente a la ceremonia.
Su decisión de convertirse en madrina de la niña rompe también con una tradición en Argentina, por la cual los presidentes apadrinan al séptimo hijo, hembra o varón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí