Santo Domingo.- Durante las pasadas fiestas navideñas 65 menores, con edades comprendidas entre los 12 y los 15 años, recibieron asistencia en diferentes hospitales del país. un menor de 2 años falleció por dicha causa.

El procurador Francisco Domínguez Brito, desveló las cifras al presentar  los resultados de un informe remitido por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) en el que se refleja que el año pasado los menores afectados fueron 20.

En los últimos días el Ministerio Público ha pedido y obtenido prisión preventiva contra padres de menores de edad que han resultado intoxicados por bebidas alcohólicas.

Esta semana, el procurador general dio orden al Ministerio Público de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), que localice, investigue y someta a la justicia “de forma inmediata”, a los padres y tutores de los menores de edad que hayan sido ingresados en centros de salud por ingesta de bebidas alcohólicas.

En una comunicación dirigida a la coordinadora nacional de Niños, Niñas y Adolescentes, Marisol Tobal, así como a los procuradores fiscales titulares de NNA, ordena que también sean sometidos los padres de los menores que sean detectados en establecimientos nocturnos ingiriendo bebidas alcohólicas, así como en áreas de esparcimiento público y áreas verdes.

En la presentación del informe del COE, Domínguez Brito señaló que entre los 65 afectados figuran 44 de sexo masculino y 21 féminas.

A su vez, declaró en alerta permanente el sistema de Coordinación de Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio Público, con la intención de garantizar la seguridad, el sano desarrollo y la integridad de la población menor de edad.

En este sentido, Domínguez Brito señaló que es “inaceptable que el país presente una tendencia negativa considerable y constante” en la cantidad de niños y niñas de hasta dos años de edad, que incluso han perdido de la vida por ingerir bebidas alcohólicas, lo que refleja que “no tienen la vigilancia debida de quienes están bajo su cuidado”.

Ha llegado el momento de “poner un freno a esa realidad”, considerando que los padres y tutores de los menores de edad deben empezar a asumir su responsabilidad de custodia, vigilancia y acompañamiento, agregó.

Brito llamó a todos los fiscales a no ser indiferentes ante esta situación y a jugar su rol de defensores de los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes, para lo que se hace necesario investigar, perseguir y sancionar a los padres que permiten que se den estos casos en las familias.

El procurador general informó de que los operativos para detectar a menores ingiriendo bebidas alcohólicas, deben mantenerse de forma permanente y si se da algún caso en centros nocturnos serán clausurados y sus propietarios o administradores, sometidos a la justicia. efe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.